Mandos Intermedios: Inspector y Jefe de Servicios.


Es común entre el personal perteneciente al Grupo Profesional 4. Personal Operativo, es decir, Vigilantes de Seguridad, Escoltas Privados y Vigilantes de Explosivos, así como Guardas Rurales, de Caza, Pesca y Marítimo, hacerse de tanto en cuanto preguntas sobre la figura del Inspector de Servicios y las inspecciones y sanciones que éste pueda proponer.

Para conocimiento del personal que se hizo y para quien se haga estas preguntas sobre las potestades del Jefe de Servicios y del Inspector de Servicios, realizo a modo orientativo el presente escrito.

Estas figuras aparecen en el Convenio Colectivo de las Empresas de Seguridad en el Grupo Profesional 3. Personal de mandos intermedios, pero no en la Ley de Seguridad Privada ni en la Orden Ministerial INT/318/2011, de Personal de Seguridad Privada, así como tampoco en el Real Decreto 2364/1994 que desarrolla la Ley de Seguridad Privada en tanto en cuanto no se publique el futuro reglamento que le ha de sustituir y por tanto derogar.

Con lo que esta observación nos conduciría a que las citadas figuras no tienen capacidad para hacer funciones de inspección y control como determina el artículo 95.b del R.D. 2364/1994. Ahora bien, si fuera un Vigilante de Seguridad que reuniera los requisitos establecidos por normativa y tuviera delegadas las funciones según el artículo 99 del citado Real Decreto, entonces sí podría realizar dichas tareas.

En el Convenio Colectivo podemos leer que en su artículo 1, ámbito de aplicación, que establece las bases para las relaciones entre las Empresas de Vigilancia y Seguridad Privada y sus trabajadores. Y que en su artículo 3. ámbito funcional, que están incluidas todas las empresas dedicadas a la prestación de vigilancia y protección.

Asimismo sabemos por el artículo 18. Clasificación general, que el personal de mandos intermedios está encuadrado en el Grupo Profesional 3. Donde en su letra “c” está el Jefe de Servicios y en su letra “e” el Inspector, que será de Vigilancia, de Tráfico o de Servicios.

En el artículo 21, personal de mandos intermedios, vemos en su letra “c” que dice que el Jefe de Servicios es el responsable de planificar, controlar, orientar, dirigir y dar unidad a las distintas secciones productivas de la Empresa, siendo el responsable de la buena marcha y coordinación del trabajo realizado en las zonas y equipos productivos de la misma.

Y en su letra “e”, que el Inspector es aquel empleado que tiene por misión verificar y comprobar el exacto cumplimiento de las funciones y obligaciones atribuidas a Vigilantes, Conductores y demás empleados, dando cuenta inmediata al Jefe de Servicios correspondiente de cuantas incidencias observe en la prestación de los servicios, tomando las medidas de urgencia que estime oportunas en los casos de alteración del orden público, de tráfico o accidentes, encargándose de mantener la disciplina y pulcritud entre sus empleados. Podrá ser de Vigilancia, de Tráfico, de Servicios, etc., según corresponda.

Entonces podríamos deducir de esto que ambas figuras tienen sus competencias dentro del ámbito funcional de la propia empresa de seguridad privada y debería tratarse de personal de Seguridad Privada Grupo Operativo 4 que pasaría promocionado al Grupo Operativo 3, que se dedicaría a atender las necesidades laborales u operativas de ámbito interno.

La delegación de funciones. La podemos hallar en la Orden Ministerial INT/318/2011, de 1 de febrero, sobre personal de seguridad privada.

Artículo 18 Delegación de funciones de Jefes y Directores de Seguridad

1. Las empresas de seguridad y las entidades con Departamento de Seguridad comunicarán la delegación de funciones de Jefes y Directores de Seguridad, así como las altas y bajas de éstos, a la Unidad Orgánica Central de Seguridad Privada del Cuerpo Nacional de Policía, dentro de los cinco días siguientes a la fecha en que se produzcan.

2. Lo establecido en el artículo 99 del Reglamento de Seguridad Privada sobre delegación de funciones del Jefe de Seguridad, será también aplicable al Director de Seguridad. *(léase más abajo dicho artículo)

3. La delegación de funciones de los Jefes y Directores de Seguridad deberá recaer respectivamente en personas integradas en su empresa o Departamento de Seguridad.

4. Cuando los delegados del Jefe o del Director de Seguridad no estén habilitados como tales, deberán reunir, como condiciones análogas de experiencia y capacidad, las siguientes:
a) Para los Jefes de Seguridad, haber desempeñado puestos o funciones de seguridad pública o privada, al menos durante cinco años.
b) Para los Directores de Seguridad, acreditar el desempeño, durante cinco años, como mínimo, de puestos de dirección o gestión de seguridad pública o privada.
c) En ambos casos, estar en posesión de las titulaciones recogidas en el apartado cuarto del artículo 54 del Reglamento de Seguridad Privada.

5. Estas delegaciones de funciones se documentarán mediante solicitud remitida a la Unidad Orgánica Central de Seguridad Privada del Cuerpo Nacional de Policía, que registrará, si procede, la correspondiente aceptación, que deberá exhibir el interesado ante los miembros de los Cuerpos de Seguridad que se lo requieran.

delegacion funciones jefe seguridad

 

Real Decreto 2364/1994. Artículo 99. Delegación de funciones.

Los Jefes de Seguridad podrán delegar únicamente el ejercicio de las facultades para autorizar el traslado de armas o la obligación de efectuar personalmente el traslado, y las relativas a comunicación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a subsanación de deficiencias o anomalías, así como las de dirección e inspección del personal y servicios de seguridad privada, lo que requerirá la aprobación de las empresas, y habrá de recaer, donde no hubiera Jefe de Seguridad delegado, en persona del Servicio o Departamento de Seguridad que reúna análogas condiciones de experiencia y capacidad que ellos; comunicando a las dependencias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el alcance de la delegación y la persona o personas de la empresa en quienes recae, con expresión del puesto que ocupa en la propia empresa. Asimismo deberán comunicar a dichas dependencias cualquier variación que se produzca al respecto, y en su caso la revocación de la delegación

¿Cómo se logra ascender a los puestos de mandos intermedios?

Debería realizarse mediante los procesos que marca el Convenio Colectivo de las Empresas de Seguridad en su artículo 31.b, aunque es entendido entre no pocos miembros del personal de vigilancia, seguridad y protección como puestos elegidos a “dedo”. De hecho, si leemos con atención el artículo 31.a, ya nos indica que son puestos elegidos por libre designación. Lo que crea entre dicho personal un malestar que afecta al rendimiento de la organización o como poco a la imagen de la misma, ya que esto produce rumores y estos siempre son negativos en cualquier organización que se precie de pretender alcanzar niveles de exigencia de liderazgo e imagen corporativa seria y formal. Entre los rumores, se encuentran las opiniones, y estas suelen ser negativas respecto a los Inspectores de Servicios, ya que los califican de mandos escasamente eficientes en su labor, partidarios y altamente subjetivos en sus decisiones.

Estas opiniones nacidas de las bases del grupo 4, personal operativo, no deberían pasar por alto en empresas que pretendan diferenciarse del resto, que pretendan realmente hacer suya la palabra líder. Como toda cadena, todo eslabón es importante y cada uno forma la cadena.

En el Capítulo VI del Convenio encontramos el procedimiento de ascensos, provisión de vacantes, plantillas y escalafones, reflejado en su artículo 31, que dice así:

Las vacantes de nivel funcional de retribución superior que se originen en la Empresa, salvo amortización de la plaza, se cubrirán en igualdad de condiciones con las personas ajenas o por personal del censo de la Empresa, de acuerdo con las normas siguientes:

A) Libre designación. Serán de libre designación de la Empresa las personas que deban ocupar vacantes entre el personal directivo, titulado, técnico, jefes (incluidos el de tráfico, de cámara, de vigilancia) e inspectores.

B) En los restantes niveles funcionales, las vacantes se cubrirán por concurso oposición y de méritos de acuerdo con las siguientes bases:
Los aspirantes de personal no operativo deberán tener una antigüedad mínima de un año y pertenecer al centro de trabajo donde exista la vacante.

Para acceder al cambio de nivel funcional del personal operativo de vigilancia, transporte de fondos, la antigüedad mínima será de dos años, además de reunir los requisitos del apartado B) anterior, sin perjuicio de lo establecido en el último párrafo del artículo 22 A) de este convenio.

C) Se nombrará un Tribunal calificador de las pruebas, compuesto por tres personas, de las cuales una será un técnico de formación que actuará de Secretario, otra como representante de la Empresa y otra persona, que tendrá voz y voto y será designada por la representación de los trabajadores (Comité de Empresa, Delegados de Personal o Delegado Sindical).

El Tribunal determinará las pruebas de acuerdo con las condiciones establecidas en la convocatoria, que consistirá en:

• Exámenes psicotécnicos.
• Examen teórico de formación básica.
• Examen teórico de formación específica.
• Exámenes prácticos.

La calificación de las pruebas será realizada, en conjunto, por el Tribunal calificador, que levantará acta en la que figuren los resultados obtenidos por cada candidato, no pudiendo quedar declarada desierta la plaza, si alguno de los candidatos supera el 50% de la puntuación.

Para establecer el orden de preferencia de los candidatos que hayan superado las pruebas de aptitud se sumará a la calificación global obtenida por cada uno de ellos (base de 0 a 10) los puntos que resulten de aplicar:

• Por cada año de antigüedad en la empresa: 0,20 puntos, con un máximo de dos puntos.
• Premios por actos heroicos y meritorios registrados en su expediente personal máximo 1 punto).
• Cursos de formación realizados: a los que hubieren podido presentarse cualquier trabajador del centro donde exista la vacante, 0,10 puntos cada uno, con un máximo de 2 puntos.

No superado el examen por ninguno de los concursantes, se proveerá la plaza con personal de libre designación o de nuevo ingreso, exigiéndosele para desempeñar el puesto vacante la formación mínima exigida en las bases.

Una vez visto que la promoción a Jefe de Servicios e Inspector de Servicios se realiza por libre designación, recordamos nuevamente como en la normativa aplicable legal vigente no aparece mención a dichas figuras para el control e inspección del personal operativo grupo 4, de seguridad privada y que su ámbito de inspección se limita a la redacción que le viene dada en el Convenio Colectivo. Verificar y comprobar las funciones y obligaciones de los vigilantes, dando cuenta inmediata al Jefe de Servicios de las presuntas irregularidades que se produzcan.

Artículo 54. Actuaciones de inspección.

1. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad competentes establecerán planes anuales de inspección ordinaria sobre las empresas, los despachos de detectives privados, el personal, los servicios, los establecimientos, los centros de formación, las medidas de seguridad y cualesquiera otras actividades o servicios regulados en esta ley.

4. Las actuaciones de inspección se atendrán a los principios de injerencia mínima y proporcionalidad, y tendrán por finalidad la comprobación del cumplimiento de la legislación aplicable.

6. Las inspecciones a las que se refieren los apartados anteriores se realizarán por el Cuerpo Nacional de Policía; por la Guardia Civil, en el caso de los guardas rurales y sus especialidades y centros y cursos de formación relativos a este personal; o, por el cuerpo de policía autonómica competente.

7. Siempre que el personal indicado en el apartado anterior realice una inspección, extenderá el acta correspondiente y, en el caso de existencia de infracción, se dará cuenta a la autoridad competente.

Y como en todo articulado, en este también encontramos lo relativo al régimen sancionador y prescripción de las sanciones, que resumo a continuación:

Artículo 58. Infracciones del personal que desempeñe funciones de seguridad privada.
Infracciones muy graves, graves y leves.

Artículo 62. Sanciones al personal.

Las autoridades competentes podrán imponer, por la comisión de las infracciones tipificadas en el artículo 58, las siguientes sanciones:

1. Por la comisión de infracciones muy graves:
a. Multa de 6.001 a 30.000 euros.
b. Extinción de la habilitación, que comportará la prohibición de volver a obtenerla por un plazo de entre uno y dos años, y cancelación de la inscripción en el Registro Nacional.

2. Por la comisión de infracciones graves:
a. Multa de 1.001 a 6.000 euros.
b. Suspensión temporal de la habilitación por un plazo de entre seis meses y un año.

3. Por la comisión de infracciones leves:
a. Apercibimiento.
b. Multa de 300 a 1.000 euros.

Artículo 66. Competencia sancionadora.1. En el ámbito de la Administración General del Estado, la potestad sancionadora corresponderá:

a. Al Ministro del Interior, para imponer las sanciones de extinción de las autorizaciones, habilitaciones y declaraciones responsables.

b. Al Secretario de Estado de Seguridad, para imponer las restantes sanciones por infracciones muy graves.

c. Al Director General de la Policía, para imponer las sanciones por infracciones graves.
Cuando, en el curso de las inspecciones por parte de la Guardia Civil de los cursos para guardas rurales, impartidos por centros de formación no exclusivos de éstos, se detecten posibles infracciones, la sanción corresponderá al Director General de la Policía.

d. Al Director General de la Guardia Civil, para imponer las sanciones por infracciones graves en relación con los guardas rurales y centros y cursos de formación exclusivos para este personal.

e. A los Delegados y a los Subdelegados del Gobierno, para imponer las sanciones por infracciones leves.

2. En el ámbito de las comunidades autónomas con competencia en materia de seguridad privada, la potestad sancionadora corresponderá a los titulares de los órganos que se determinen en cada caso.

3. Contra las resoluciones sancionadoras se podrán interponer los recursos previstos en la legislación de procedimiento administrativo y en la de la jurisdicción contencioso-administrativa.

Artículo 68. Prescripción de las sanciones.

1. Las sanciones impuestas por infracciones leves, graves o muy graves prescribirán, respectivamente, al año, a los dos años y a los cuatro años.

2. El plazo de prescripción comenzará a contarse desde el día siguiente a aquel en que sea firme la resolución por la que se impone la sanción, si ésta no se hubiese comenzado a ejecutar, o desde que se quebrantase el cumplimiento de la misma, si hubiese comenzado, y se interrumpirá desde que se comience o se reanude la ejecución o cumplimiento.

Raúl Barberán
Jefe de Seguridad y Director de Seguridad
Formador en Seguridad Privada

 

Artículo protegido con ©.  Toda copia o reproducción total o parcial por cualquier medio presente o futuro del mismo necesita de autorización previa, estaré encantado de ofrecerla siempre que se me solicite con anterioridad.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017
Share

4 comentarios

  • Habilitado

    Hola entonces no me queda claro el tema.
    Un Jefe de Servicios depende de la Unidad de Seguridad Privada de la Policia y debe de estar habilitado por el Ministerio de Interior?
    Tambien quería saber que diferencia existe entre Jefe de Servicios y Jefe de Seguridad en una empresa de Seguridad privada?
    Gracias

    • Hola, César.

      Gracias por visitar mi Blog.

      El Jefe de Servicios es una figura laboral contemplada en el Convenio Colectivo Estatal de Empresas de Seguridad. Se encuentra encuadrado en el organigrama de la organización. Es un empleo que carece de TIP propia ( entiéndase TIP de Jefe de Servicios ) y es designado por la empresa de Seguridad.

      El Jefe de Servicios es un mando intermedio. Es el responsable de planificar, dirigir y coordinar el trabajo que tenga designado.

      El Jefe de Seguridad es el superior (En la cúspide de la pirámide jerárquica) del que dependen los servicios de seguridad y el personal operativo de la empresa. Siendo el responsable de la preparación profesional de los trabajadores a su cargo. Es un empleo que tiene TIP propia.

  • Eduardo

    Hola Sr. Barberán.

    ViStanley su experiencia en el tema que nos ocupa.
    Mi pregunta es la siguiente.

    Siendo VS habilitado y disponiendo de más de 5 años de experiencia como Militar Profesional en Infantería Ligera alcanzando el empleo de Cabo Jefe de equipo y cumpliendo el resto de requisitos.
    ¿pueden delegarme funciones de seguridad como Inspector?
    ¿Debo obtener de mi antigua Unidad un Certificado que disponga que he realizado las funciones recogidas en la sentencia de Abogacía del Estado de vigilancia, custodia, escolta…?

    Lo anterior viene dado por la intención de la empresa en delegarme funciones y sera un ascenso profesional para mí.

    Un saludo de antemano y muchas gracias por su blog.

    Debo o

    • Hola Eduardo.

      Gracias por visitar mi Blog.

      El pasado día 5 de mayo respondí a tu pregunta a través de correo electrónico a la dirección que me consta facilitaste para poder dejar tu pregunta.

      Tal como te dije, la figura del Inspector de Servicios la designa la empresa, ya que es un empleo propio de la organización. No es necesario poseer habilitación alguna a día de hoy ni experiencia mínima en otros empleos como en tu caso una unidad militar.

      El Convenio Colectivo de Empresas de Seguridad indica qué requisitos pedir para promocionar al empleo de Inspector de Servicios por parte de la empresa.

      Siendo Vigilante de Seguridad con tu habilitación en vigor y los años de experiencia que tienes tanto en Seguridad Privada como en las FAS, es suficiente.

      Suerte en tu empleo de Inspector de Servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *